Culiacán, Sinaloa, a miércoles 21 de septiembre de 2022.- La Universidad Autónoma de Occidente (UADEO) entregó hoy la máxima condecoración de esa institución, la primera desde que adquirió su autonomía como institución, el Doctorado Honoris Causa, al maestro Demetrio Bilbatúa Rodríguez. Se trata de un evento que honra el talento y trayectoria de quien ha trascendido más allá de nuestras fronteras con su legado cultural dentro del cine documental mexicano, expresó la titular de la Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPyC), Graciela Domínguez Nava, en representación del Gobernador, Rubén Rocha Moya.


“Esta brillante y destacada trayectoria dentro de la cinematografía mexicana tiene un distintivo que lo hace único, y que es el gran valor testimonial de la historia de nuestro país capturada en sus imágenes, porque la esencia de su obra es el realismo del documental que retrata, con gran belleza, la construcción de las grandes obras de infraestructura de la década de los años 60 y 70, los paisajes naturales de todas las entidades de la República, y las tradiciones y costumbres de los diferentes pueblos indígenas de nuestro país”, comentó.
Domínguez Nava se refirió a la exitosa carrera profesional del maestro Bilbatúa como director de fotografía, documentalista, director y productor; que le han merecido premios y reconocimientos diversos, así como de su inmenso bagaje cinematográfico que suma más de mil cortometrajes documentales y 300 comerciales, material que se proyectó en las salas de cine mexicanas en las décadas de los 50 y los 80.


Por lo anterior, indicó, esta distinción reconoce no sólo el éxito profesional, sino el afán por lograr metas y alcanzar sueños en cualquier ámbito de la vida, porque con inteligencia, entusiasmo y perseverancia se puede trascender y dejar huella en el quehacer que nos apasiona. Consideró al maestro Demetrio Bilbatúa como un ejemplo de vida, un modelo para imitar sus esfuerzos y su legado, así como un gran orgullo para Sinaloa y para México.

Bilbatúa Rodríguez dijo que llevará este reconocimiento en su memoria como el más especial. Habló de su relación con Sinaloa, cuando Rigoberto Aguilar Pico le encargó un filme sobre la industria azucarera en 1954, lo cual fue muy motivador porque era la oportunidad de dar a conocer a México, pues hasta entonces no había filmado fuera de la Ciudad de México.

Desde entonces y hasta el año 2000, agregó, logró filmar 50 años de vida documental de Sinaloa, con más de 40 trabajos que se mantienen gracias a su preocupación por mantener en buenas condiciones los negativos, cuando la técnica digital no existía y menos los drones; hasta el año 2000, con la inauguración de la presa Huites, mostrando la transformación de Sinaloa hasta el día de hoy.


“Este reconocimiento de la Universidad Autónoma de Occidente es un reconocimiento que llevaré siempre como, quizá, el más importante que he recibido a lo largo de mi vida”, comentó.

Sylvia Paz Díaz Camacho, rectora de la UAdeO, hizo un resumen de los diversos trabajos realizados por este documentalista, y por los que recibe este reconocimiento, pues dijo, ha dado cuenta de los diversos “Méxicos” que hay en el territorio nacional, así como los infinitos coloridos de ser mexicano. Su obra, indica, abona a la historia de un gran patriotismo cultural y a través de su lente se reviven las expresiones de los pueblos originarios de México, evidenciando lo religioso y lo pagano fundido en una celebración de vida.

“Demetrio Bilbatúa hizo historia, hace historia. Retratando y compartiendo los diversos ‘Méxicos’ construyó su personalidad de templanza. Hoy es tiempo de recuento, de recoger nuevos frutos. Un tributo al arte, un salto a la comunicación, un hasta siempre a una historia de éxito, un reconocimiento simbólico al deber cumplido”, dijo en su discurso.

El acto solemne, realizado en el Auditorio Lince de esa institución, fue presidido además por Fridzia Izaguirre Díaz de León, secretaria del Consejo Universitario, y Gonzalo Armienta Hernández, representante de la Junta de Gobierno de la UAdeO.

Para el acto de investidura del Doctorado Honoris Causa, Bilbatúa Rodríguez recibió los elementos propios de la recepción de un grado académico: medalla alusiva y un reconocimiento; además, se proyectó un video de 28 minutos con un resumen de lo filmado en Sinaloa.

A través de sus documentales, que en palabras del propio maestro Bilbatúa son «el tratamiento creativo de la realidad», divulgó formas de expresiones únicas desde sus propias perspectivas y diferentes espacios.
Su trabajo muestra el encanto ancestral de los pueblos de nuestros orígenes. Lo hace de manera apasionada, sutil, respetuosa, como testigo directo de la riqueza cultural y económica, con el tratamiento creativo de esa realidad convertida en arte.

La investidura del Doctorado Honoris Causa representa a hombres y mujeres de espíritu libre que enaltecen la calidad humana, y que son ejemplos de voluntades inquebrantables y de amor a su trabajo, a su tierra y a los suyos.