Se trata de ofrecer una Contraloría Social eficiente y de calidad, y de generar una cultura de participación ciudadana

Culiacán, Sinaloa, a viernes 25 de julio de 2022.- Una Contraloría Social eficiente y de calidad, con una mayor rendición de cuentas para beneficio de las y los ciudadanos que se acercan a la Secretaría de Educación Pública y Cultura (SEPyC), describió María del Carmen Ramos Romero la existente en esta dependencia, lo cual requiere el interés y participación de las y los beneficiarios.

“Queremos que, de parte de la Secretaría de Educación Pública se desarrolle una contraloría social eficiente, de calidad, que responda a lo que queremos, a la cultura de rendición de cuentas, a una cultura de participación ciudadana, que ellos sepan que la transparencia es a través de todos esos mecanismos en lo que los ciudadanos son participes y a la vez beneficiarios de un programa, ya sea del Gobierno Estatal o federal”, indicó la coordinadora estatal de Contraloría Social de la SEPyC.

Por lo anterior, destacó la importancia de la integración de Comités, mismos que permiten ir abriendo camino a la participación ciudadana, una cultura, dijo, que debe instalarse para que siga fortaleciendo una cultura de rendición de cuentas en Sinaloa.

En el caso de la SEPyC, añadió, la Contraloría tiene a su cargo la vigilancia del Programa de Desarrollo Social Estatal, que es el de la Dotación Gratuita de Uniformes, Calzado deportivo y Útiles escolares, y de cuatro federales, que son el de Fortalecimiento de los Servicios de Educación Especial (PFSEE), donde atiende la formación de 77 Comités de beneficiarios; el Programa Nacional de Inglés (PRONI) con 123 Comités a formar; el de Expansión de la Educación Inicial (PEEI) con 24 Comités, el de Desarrollo Profesional Docente, y un Comité de Tipo Básico (PRODEP).

A través de los mencionados comités, los beneficiarios pueden dar seguimiento, supervisar y vigilar la correcta aplicación de los recursos de cada uno de los programas, para lo cual la Contraloría Social solicita a las y los responsables de cada programa su plan anual de trabajo para vigilar que las metas se cumplan conforme a los montos asignados, y además establece y capacita a las y los miembros de los Comités para que vigilen que esos beneficios se entreguen en tiempo y forma.

Indicó que conforme a la Ley General de Desarrollo Social, la Contraloría Social es el mecanismo mediante el cual los beneficiarios de programas verifican el cumplimiento de las metas y la correcta aplicación de los recursos públicos asignados a los programas de desarrollo social.

Para lo anterior, pueden solicitar a las autoridades responsables de los programas de desarrollo social toda la información necesaria para el desempeño de sus funciones, así como vigilar el ejercicio de los recursos públicos y la aplicación de los programas conforme a las reglas de operación.

Además, deben atender e investigar las quejas y denuncias que se les presenten, en torno a la aplicación y ejecución de los recursos públicos y presentar ante las autoridades competentes aquellas denuncias que puedan dar lugar a que se finquen responsabilidades administrativas, civiles o penales.